Lista de control polinización de tomate

Los abejorros son insectos ideales para la polinización de los cultivos de tomate. La lista de control polinización de Koppert indica cómo lograr una polinización óptima. 

Descargue el póster

Durante la polinización, el abejorro muerde la flor y la hace vibrar. Esto se conoce como la polinización del zumbido. Estas impresiones de la mandíbula del abejorro en la flor (marcas de mordedura) se vuelven marrones entre la hora y las cuatro horas posteriores y permiten controlar el trabajo de este insecto. Una única visita provoca la transferencia de suficiente polen para la polinización. El cuajado del fruto se produce después de que la flor se haya polinizado. 

La flor se debe haber polinizado antes de que se cierre. Dependiendo de las condiciones, una flor permanece abierta entre uno a tres días. Para controlar la polinización, recolecte unas 20 flores cerradas de distintos lugares. Todas estas flores deben tener marcas de mordedura. Las flores cerradas ofrecen una imagen real de la situación. Las flores que permanecen abiertas durante más de un día tienen entre una y cinco marcas de mordedura.

Controle el trabajo de los abejorros como mínimo cada dos días. Si el número de marcas de mordedura desciende por debajo de una o dos por flor, deberá introducir una colmena de abejorros nueva.

La mejor humedad relativa (HR) para la liberación del polen se sitúa entre el 50% y el 80%. Una humedad relativa de más del 80%-85% provocará que el polen no se libere y los abejorros dejen de trabajar. Una HR inferior al 50% reduce la capacidad de germinación del polen, lo que puede provocar problemas con el cuajado del fruto. Los abejorros seguirán recolectando polen y dejando marcas de mordedura, pero no crecerán frutos.

Los abejorros son activos a temperaturas entre 8 y 32 grados centígrados, pero la temperatura optima es entre 8 y 28 grados. A una temperatura entre 28 y 32 grados, su nivel de actividad disminuye gradualmente. A temperaturas más altas, los abejorros dejan de volar. En ese momento, los abejorros se dedican a refrescar la colmena hasta que la temperatura vuelva a descender por debajo de los 32 grados centígrados. 

Un cultivo sano y la presencia de suficientes flores sanas forman la base de una buena polinización. Varios factores pueden afectar a la salud de la planta y reducir, por consiguiente, el número de flores sanas. Los riesgos potenciales son la escasez de agua, una nutrición desequilibrada, la influencia de virus, enfermedades de la planta, plagas, un crecimiento insuficiente o extremo, un clima extremo y la influencia de productos químicos en las plantas o flores.

Los abejorros mantienen una temperatura constante en la colmena. Si la temperatura a la que se les expone es demasiado elevada durante un periodo largo de tiempo, la colmena y la colonia pueden sufrir daños. Por eso la colmena de abejorros se debe colocar en el lugar más fresco o, por lo menos, a la sombra, especialmente durante las horas de más calor del día. Asegúrese de que la colmena recibe algo de luz solar durante el oscuro invierno. La sombra puede venir del cultivo, una caja u otros tipos de pantalla. Durante los periodos de temperatura extrema, se requieren medidas adicionales, como una refrigeración activa.

  • Coloque la colmena de modo que los abejorros y las personas la puedan ver sin problemas.
  • Asegúrese de que la colmena está en horizontal
  • y protéjala contra la condensación y el agua de lluvia.

El uso de abejorros no se puede combinar con todos los agentes químicos. Consulte la lista de efectos secundarios en papel o a través de Internet o consulte a su asesor.

Recomendamos no colocar más de tres colmenas juntas. Asegúrese de que los orificios de salida de las colmenas estén orientadas en direcciones distintas pero no hacia el cultivo.

Suscríbete a nuestro boletín informativo

Recibe las últimas noticias e información sobre tus cultivos directamente en tu bandeja de entrada

Sitio web protegido por reCAPTCHA y la Política de privacidad y Condiciones de servicio de Google.
Desplazarse hacia arriba