Rhizobium rhizogenes, Rhizobium radiobacter

Agalla del cuello, Agalla de la corona

Aspectos generales

Los rizobios son bacterias del suelo que fijan nitrógeno tras establecerse dentro de los nódulos radiculares de las leguminosas. Además, las especies Agrobacterium patógenas se han asignado recientemente al género Rhizobium. Estas bacterias patógenas se conocían anteriormente por los nombres de Agrobacterium tumefaciens or Agrobacterium radiobacter, Agrobacterium vitis, Agrobacterium rhizogenes and Agrobacterium rubi, pero ahora la primera parte de dichos nombres se ha cambiado a Rhizobium.

Rhizobium rhizogenes o Rhizobium radiobacter causa agalla del cuello o agalla de la corona.

Ciclo de vida y aspecto de la agalla del cuello o agalla de la corona

Todavía no se ha definido la fuente primaria de infección de Rhizobium rhizogenes. Se cree que la bacteria sobrevive en el suelo, pero la infección primaria puede provenir del material de propagación. La infección también tiene lugar a través de las heridas. Tras la infección, se forman agallas, que al abrirse liberan numerosas bacterias, que se dispersan por la lluvia y el viento y por las personas y las herramientas. Hasta el momento no se han aislado bacterias de las raíces afectadas. Esta enfermedad parece deberse a un cambio en el sistema hormonal de la planta, derivado de la infección por rizobios. Rhizobium rhizogenes introduce un plásmido Ri en el tejido vegetal, provocando un cambio genético en la planta.

Síntomas y daños

Las cuatro especies patógenas de Rhizobium causan distintos síntomas, como agallas, tumores y crecimiento excesivo de la raíz. Las agallas en los tallos que provocan estas cuatro especies primero son blancas y luego marrones. Solo Rhizobium radiobacter causa agallas y tumores en las partes subterráneas de la planta y en la corona. La infección también se caracteriza por un crecimiento excesivo de las raíces. En hortalizas de invernadero, las raíces invaden el sustrato y, en el caso de una epidemia severa, llegan a obturar los goteadores. En tomate, se observa un crecimiento vegetativo excesivo.

Cómo prevenir la agalla del cuello o agalla de la corona

  • Utilice material de propagación limpio
  • Aplique un protocolo de higiene estricto, que incluya la desinfección de las herramientas, goteadores, canaletas etc.
  • Adapte, si fuese necesario, el orden de las tareas en el invernadero para adaptarse al protocolo
  • Desinfecte la solución nutritiva para prevenir el desarrollo de una biopelícula dentro del sistema de irrigación
  • En invernaderos, evite el contacto entre las raíces de las plantas y las canaletas

Prevenga las enfermedades en las plantas optimizando el potencial de las mismas, así como la resiliencia del cultivo.

Póngase en contacto con el experto

Koppert Biological Systems

Thanks for your request!

Something went wrong, please try again

¿Quiere conocer más sobre nuestra empresa y nuestras soluciones? Póngase en contacto con uno de nuestros expertos.
Producimos nuestros productos y soluciones para agricultores profesionales.

Suscríbete a nuestro boletín informativo

Recibe las últimas noticias e información sobre tus cultivos directamente en tu bandeja de entrada

Desplazarse hacia arriba