Erysiphe, Podosphaera, Oïdium, Leveillula

Oídio

Aspectos generales

El mildiu polvoriento es una enfermedad fúngica cuyo agente causal son distintas especies de hongos tales como Erysiphe, Podosphaera, Oïdium, Leveillula.

Ciclo de vida y aspecto del mildiu polvoriento

Los hongos que causan mildiu polvoriento (Erysiphe, Podosphaera, Oïdium, Leveillula) son hongos biotróficos, lo que significa que se alimentan de células vegetales vivas y apenas sobreviven en ausencia de cultivos vivos. Sobreviven como ascosporas o peritecios, estructuras que contiene ascosporas. Todavía no se han encontrado ascosporas para todos los hongos del mildiu polvoriento y no juegan un papel en la epidemia, especialmente en los cultivos en invernadero.

Las esporas fúngicas germinan en la superficie de las hojas, donde los micelios crecen y se ramifican. Se producen estructuras pequeñas, los haustorios, desde los cuales los hongos penetran la célula de la planta y consume los nutrientes de la capa epidermal de esta célula. La mayoría de los hongos permanece en la parte exterior de la superficie de la planta. En el micelio en la superficie de la planta, se forman nuevos conidióforos, estructuras que contienen esporas nuevas, las conidias. Estos conidióforos son el crecimiento fúngico algodonoso tan típico del mildiu polvoriento. Solo en pimiento, la infección (por Leveillula taurica) ocurre a través de los estomas y el hongo crece dentro de la hoja. En este caso, los conidióforos también salen de los estomas.

Los conidios son la principal vía de dispersión. Se propagan por el viento, al igual que las ascosporas. Por lo general, los hongos del mildiu polvoriento no son muy resistentes al agua, debido a lo cual la lluvia limita la epidemia, y la dispersión de esporas por parte de la lluvia es insignificante, ya que las esporas explotan al contacto con el agua durante tan solo unas horas.

Las esporas de oídio, tanto las ascosporas como los conidios, no necesitan nutrientes o agua para su germinación. Por lo general, el grado de desarrollo de la epidemia es más rápido a 18-25 °C. La humedad relativa (HR) elevada fomenta la germinación de las esporas, pero inhibe su producción, por lo que el efecto neto de la HR es muy pequeño. El viento y la sequía en invernaderos promueve la enfermedad. En invernaderos, la dispersión de esporas a lo largo de distancias pequeñas (tiempo limitado) suele producirse a través de la ropa de los trabajadores.

Síntomas y daños

Los síntomas del oídio, bastante similares en todas las combinaciones de planta-patógeno, Los síntomas son colonias blancas y algodonosas, sobre todo en el haz de las hojas. En caso de una epidemia grave en cereales, las espigas también pueden resultar afectadas.

En pimiento, las colonias algodonosas aparecen sobre todo en el envés de las hojas, debido a que el hongo infecta la planta entrando a través de los estomas y existen más de los mismos en el envés. En el haz se observan manchas amarillas y En caso de una epidemia grave, las colonias también aparecen en el haz de las hojas. Muchas variedades de pimiento reaccionan a la infección de oídio dejando caer las hojas que todavía no están infectadas. La velocidad con la que esto ocurre tras la infección depende del cultivar.

En manzana, pera, rosa y otras rosáceas, el hongo que causa mildiu polvoriento es extremamente sensible al agua y se ‘esconde’ en el envés de las hojas. Por eso, este es el lugar donde aparecen más colonias.

En la mayoría de los cultivos, las colonias blancas adquieren un color marrón o gris. Varias hojas afectadas pueden volverse amarillas, enrollarse o caerse.

Cómo prevenir el mildiu polvoriento

  • Utilice cultivares resistentes, siempre que se disponga de los mismos.
  • Un aporte adicional de silicio o calcio fortalece las paredes celulares y dificulta que los hongos penetren en las hojas.
  • Para disminuir la probabilidad de sufrir mildiu polvoriento en los invernaderos, se recomienda ventilar primero abriendo solo las ventanas de barlovento. Le rogamos tenga en cuenta que esto no es relevante para otras enfermedades que se inhiben reduciendo la HR
  • En el caso de árboles frutales, la poda se debe realizar al principio de la temporada.
  • No aplique un exceso de nitrógeno, ya que esto promueve la enfermedad.

Prevenga las enfermedades en las plantas optimizando el potencial de las mismas, así como la resiliencia del cultivo.

Póngase en contacto con el experto

Koppert Biological Systems

Thanks for your request!

Something went wrong, please try again

¿Quiere conocer más sobre nuestra empresa y nuestras soluciones? Póngase en contacto con uno de nuestros expertos.
Producimos nuestros productos y soluciones para agricultores profesionales.

Suscríbete a nuestro boletín informativo

Recibe las últimas noticias e información sobre tus cultivos directamente en tu bandeja de entrada

Desplazarse hacia arriba