Helicoverpa armigera

Heliotis

Aspectos generales

La heliotis (Helicoverpa armigera) ocurre en las regiones tropicales y subtropicales de todos los continentes, excepto en Norteamérica. Las larvas de la heliotis (Helicoverpa armigera) son muy polífagas, alimentándose de cultivos como algodón, sorgo, tomate, maíz, judías, soja tabaco, girasoles y varios cultivos frutales. De los cultivos protegidos, el tomate es el que sufre daños más severos.

Ciclo de vida y aspecto de la heliotis

Los huevos se depositan individualmente sobre los brotes jóvenes, cerca de las yemas, flores, frutos o en las hojas, son casi esféricos, con la base aplanada y tienen un diámetro de unos 0,5 mm. Su color es blanco amarillento brillante al principio, para cambiar posteriormente a marrón, justo antes de la emergencia de las larvas.

La heliotis (Helicoverpa armigera) suele pasar por seis estadios larvarios, aunque bajo determinadas circunstancias ocurren cinco o siete. Las orugas jóvenes son de color blanco amarillento a marrón rojizo con manchas oscuras. En los estadios posteriores, la cabeza está moteada y el cuerpo está surcado de tres bandas longitudinales, oscuras y muy visibles, además de numerosas líneas onduladas de color más pálido. El color de la oruga más mayor es extremadamente variable y puede ser verde, amarillo pajizo, negro o marrón rosáceo / rojizo. Las larvas totalmente desarrolladas miden de 30 a 40 mm de largo. Los primeros estadios son los más móviles y se mueven como los medidores. Las orugas suelen ser agresivas y caníbales. La pupación tiene lugar en el suelo y las pupas miden entre 14 y 18 mm de longitud, siendo la superficie de su cuerpo lisa y de color marrón.

Las hembras adultas de la heliotis (Helicoverpa armigera) son polillas de color naranja parduzco, miden aproximadamente 18 a 19 mm de longitud y tienen una envergadura alar de unos 40 mm. Los machos son de color verde grisáceos y más pequeños. Las alas anteriores están flanqueadas por una línea de puntos negros y, en ambos sexos, las alas posteriores son de color crema, con una banda marrón oscura alrededor del margen externo.

Síntomas y daños

Las larvas de primer estadio se alimentan de hojas tiernas, produciendo pequeños agujeros en las mismas. Cuando alcanzan el segundo estadio penetran en los frutos a través de un pequeño agujero, que suelen perforar cerca del tallo. Durante su desarrollo, las orugas dañan la mayoría de frutos al realizar galerías. Todos los frutos pueden resultar dañados, aunque se prefieren los ejemplares más pequeños. Los frutos dejan de crecer, maduran rápidamente y se caen. En las legumbres, las flores son atacadas y las vainas de las semillas pueden ser perforadas.

Cómo erradicar la heliotis

Koppert ofrece distintas soluciones para el control biológico de la heliotis.

Póngase en contacto con el experto

Koppert Biological Systems

Thanks for your request!

Something went wrong, please try again

¿Quiere conocer más sobre nuestra empresa y nuestras soluciones? Póngase en contacto con uno de nuestros expertos.
Producimos nuestros productos y soluciones para agricultores profesionales.

Suscríbete a nuestro boletín informativo

Recibe las últimas noticias e información sobre tus cultivos directamente en tu bandeja de entrada

Desplazarse hacia arriba