Print deze pagina

Tratamiento de las picaduras y alergias a los abejorros

Esta información sobre las picaduras de abejorros ofrece indicaciones para reducir el riesgo de recibir una picadura, así como sobre la posible reacción y tratamiento de la misma.

 

La versión en formato póster del apuñalamiento y las alergias se puede descargar aquí.

1. Picaduras de los abejorros, avispas y abejas

Los abejorros son insectos habituales en muchos países. Además, los abejorros y abejas se usan en la agricultura y la horticultura para la polinización. Existen distintas especies, cuyas características físicas, incluyendo el patrón de coloración, pueden diferir. Los abejorros suelen ser más grandes que las abejas y más velludos que las avispas. 

 

Al igual que ocurre en la abejas melíferas y avispas, las obreras y la reina abejorro son las únicas que tienen un aguijón, es decir que los machos no pueden picar. El aguijón se utiliza como arma de defensa. Durante la picadura se inyecta una pequeña cantidad de veneno dentro del cuerpo a través del aguijón. En las personas, esto suele provocar un dolor breve, pero intenso que desaparece al poco tiempo. En ocasiones excepcionales (aprox. 1%) se desarrollan reacciones alérgicas por el veneno inyectado.
La respuesta a la picadura de un abejorro puede diferir según la ocasión.
 
Debido a que el aguijón del abejorro y de la avispa no es aserrado, la obrera o la reina puede retraer el aguijón y volver a picar. El aguijón de una abeja es, por el contrario, aserrado. Cuando una abeja intenta sacar su aguijón, este se desgarrará del cuerpo  junto con la glándula del veneno.
 
2. ¿Cómo prevenir las picaduras de los abejorros?

Los abejorros raramente pican. Para disminuir el riesgo de recibir una picadura, se debe intentar no provocar un comportamiento agresivo de su parte. Ante todo es muy importante mantener la calma cuando se trabaja con abejorros: no se les debe intentar pegar, no se deben sujetar, no se deben dar golpes a la colmena, etc.

Además, los abejorros pueden responder con agresividad a una gran cantidad de olores, tales como alcohol, sudor, perfume, jabón perfumado, aftershave y similares. Los anillos, pulseras y relojes pueden provocar un comportamiento agresivo. (especialmente debido al olor del material oxidado provocado por el roce de la piel contra el anillo, pulsera o reloj). Los abejorros se sienten atraídos por el color azul, incluyendo la ropa de color azul (claro). El uso de ropa protectora disminuye el riesgo de sufrir una picadura. Los abejorros pueden picar a través de la ropa.
 
3. ¿Le han picado? Posibles reacciones y tratamientos
 
3.1. Reacción local (no alérgica)

Después de una picadura suele aparecer una hinchazón en la zona, que se suele denominar reacción local o reacción no alérgica. En este caso, la zona de la picadura se hincha, enrojece y pica. Estos síntomas pueden comenzar poco tiempo después de la picadura, pero suelen hacerlo después de unas horas. La hinchazón o picor puede durar varias horas e incluso días. En algunos casos la reacción local puede extenderse algo; en este caso, la reacción suele tardar más en desaparecer. En estos casos sigue tratándose de una reacción local, no alérgica.
 
3.1.1. Tratamiento de una reacción local (no alérgica)
Estos casos no suelen precisar tratamiento médico. Se pueden tomar algunas medidas para minimizar la reacción local, especialmente en el caso de que la picadura se produzca en una zona extremamente sensible, como puede ser la zona alrededor de los ojos. En estos casos, se recomienda tomar un analgésico (por ejemplo ácido acetil salicílico (aspirina) o ibuprofeno), lo antes posible después de la picadura. También se pueden aplicar compresas frías en la zona de la picadura. Existen una serie de productos disponibles que alivian la picor (por ejemplo Azaron, con el principio activo dietil toluamida).

En el caso excepcional de que la picadura se produzca en la boca o la faringe, se deberá acudir inmediatamente a urgencias, puesto que las vías respiratorias podrían quedar bloqueadas. En estos casos, se suelen administrar corticosteroides (por ejemplo Prednison) al paciente y se le mantiene en observación.
 
3.2. Reacción alérgica
En un escaso 1 % de la población, las picaduras reiteradas (a veces después de la segunda o tercera) pueden provocar una reacción alérgica, también denominada reacción general sistémica o anafiláctica. Debido a que las reacciones alérgicas conllevan la presencia de anticuerpos, formados durante una picadura previa, las mismas no pueden aparecer cuando se es picado por primera vez. Las reacciones alérgicas suelen aparecer poco después de la picadura (entre unos segundos después hasta treinta minutos después).


Las reacciones alérgicas se clasifican en cuatro grados, por orden de severidad:


Grado 1 – picor, enrojecimiento, hinchazones (urticaria) en todo el cuerpo
Grado 2 – síntomas del grado 1, más problemas intestinales (vómitos, diarrea)
Grado 3 – síntomas del grado 1 y/o 2,  más problemas respiratorios o sensación de asfixia
Grado 4 - grado 1 y/o 2 y/o 3, más palpitaciones del corazón, pérdida de conocimiento, choque anafiláctico (con mareos, sudoración excesiva y escalofríos).
 
3.2.1. Tratamiento de reacciones alérgicas

En caso de presentar fiebre o una reacción del grado 1, deberá contactar con un médico. Se puede optar por observar un rato al paciente. En este caso, es recomendable, acudir a un hospital para su observación, puesto que la reacción se puede agravar pasado un tiempo.

En el caso de que se produzcan vómitos y especialmente si se presentan síntomas del grado 3 o 4, el paciente deberá ser trasladado inmediatamente al hospital. .

 

Cuando se desarrolla una reacción alérgica, puede ser útil administrar un antihistamínico (por ejemplo clemastina / Tavegil), sólo disponible con prescripción médica. El antihistamínico reduce la hinchazón causada por la histamina del veneno. A veces, se recetan corticosteroides (tales como DAF / Dexamethason). En el caso de reacciones del grado 3 y 4, se deberá administrar, en primer lugar, adrenalina. La adrenalina estimula el ritmo cardíaco, contrae los vasos sanguíneos y dilata los bronquios. La adrenalina se puede autoinyectar usando un autoinyector de adrenalina (por ejemplo Epipen o Jext). Los autoinyectores de adrenalina solo se suministran bajo prescripción médica, por ejemplo, después de una reacción alérgica previa a una picadura de abejorro. En las empresas en las que se trabaja con abejorros es posible que dispongan de uno, dependiendo de la legislación local.
 
3.3 Reacciones tóxicas
La reacción tóxica puede producirse cuando se reciben decenas de picaduras en un breve espacio de tiempo. En ese caso, pueden aparecer reacciones generales en el sistema nervioso y cardiovascular (trastornos del ritmo cardíaco y respiratorios). En este caso, la persona debe acudir al hospital para su observación y otros tratamientos complementarios.
 
3.4 Hiperventilación
Además de una reacción alérgica severa (grado 4) la hiperventilación causada por el susto también puede causar inconsciencia. En este caso también se debe avisar inmediatamente a los servicios médicos.

4 Mayor riesgo
Las personas que usan ciertas medicinas, los denominados betabloqueantes, y las mujeres embarazadas tienen un mayor riesgo de que se produzca una reacción alérgica después de una picadura de abejorro.


5 Vivir con alergia a las picaduras por abejorro
Si se ha tenido una reacción alérgica al veneno del abejorro, no es totalmente seguro que la siguiente picadura también cause una reacción alérgica. La probabilidad es especialmente leve en las reacciones de grado 1 o 2. La reacción a una picadura de abejorro puede diferir de una ocasión a la otra. Actualmente, se puede determinar si una persona reaccionará alérgicamente a una siguiente picadura realizando una prueba con veneno de abejorro purificado. El veneno purificado también se puede usar para el denominado tratamiento de hiposensibilización, cuyo objetivo es que el cuerpo humano se vuelva totalmente insensible al veneno del abejorro.

 

Un tratamiento de hiposensibilización/inmunoterapia contra el veneno de los abejorros no protege necesariamente contra el veneno de las abejas o avispas. Un tratamiento de hiposensibilización/inmunoterapia contra el veneno de las abejas no protege necesariamente contra el veneno de los abejorros. Las personas que no deseen seguir este tratamiento, podrán adquirir, con prescripción médica, un autoinyector de adrenalina (por ejemplo Epipen o Jext). Es un autoinyectable que se deberá llevar encima y que se deberá inyectar en el músculo de la cadera tras una picadura.
Las pruebas y tratamientos se realizan, entre otros centros, en el departamento de Alergología, RdGG (Sr. de Groot), sede Diakonessehuis en Voorburg.

 

6 Información para facultativos
Koppert dispone de información detallada para facultativos sobre el tratamiento de reacciones, que se suministrará previa solicitud.

 

Si desea más información, póngase en contacto con un alergólogo o internista.
 
Literatura:
de Groot H. Allergie voor insecten, Huisarts en Wetenschap 2002; 45 (7): 362-7.
de Groot H. Allergy to bumble bees. Curr Opin Allergy Clin Immunol 2006; 6: 294-7.

 

Este póster también está disponible en versión descargable. Consejo: Anote en el póster la información de contacto de los servicios de atención médica y de urgencias.

 

Aviso legal

Esta información solo se ofrece a título informativo y no debería emplearse para diagnosticar ni tratar problemas de salud, ya que no reemplaza la asistencia médica. Si tiene o cree que podría tener un problema de salud, le rogamos consulte a su médico.




Koppert - Twitter Koppert - Facebook Koppert - YouTube Koppert - Linkedin Koppert - Flickr
EN - NL - FR - ES - DE - PL - RU - IT

Suscripción Bionoticias online

www.koppert.mobi
A A A

control biológico y

polinización natural para

agricultores profesionales