Paysandisia archon

Oruga perforadora de las palmeras

Aspectos generales

La oruga perforadora de las palmeras (Paysandisia archon) pertenece a la familia Castniidae. Es una especie neotropical nativa del noroeste de Argentina, Brasil (Rio Grande do Sul), Paraguay (Chaco paraguayo) y el oeste de Uruguay. Se introdujo accidentalmente en Europa desde Argentina como larva oculta en palmeras importadas.

En Europa, la oruga perforadora de las palmeras (Paysandisia archon) es una especie invasora donde causa daños graves y mortalidad en palmeras. La oruga perforadora de las palmeras (Paysandisia archon) es un excelente volador. La plaga se suele propagar a grandes distancias a través del movimiento de material vegetal infestado.

Ciclo de vida y aspecto de la oruga perforadora de las palmeras

Los huevos de la oruga perforadora de las palmeras (Paysandisia archon) son fusiformes (estrechándose en los extremos), parecidos a granos de arena. Cuando se acaban de poner, tienen un color crema claro o rosa cremoso con seis a siete surcos. La mayoría de los huevos se encuentran en las redes de fibras lo más cerca posible de la corona de la palmera o en su interior.

En el momento de emerger, la larva es rosa. Tras la primera muda, la movilidad disminuye considerablemente y la larva adquiere un color blanco marfil. Existen nueve estadios larvarios. Las larvas empiezan a comer inmediatamente después de emerger y penetran en la planta hospedadora.

Las pupas miden 5.5 cm de largo y tienen un color amarillo claro inmediatamente después de la pupación, pero adquieren un tono marrón rojizo en unos dos días. La mayoría de segmentos abdominales tienen en el dorso unas bandas transversales de espinas cortas que apuntan hacia atrás. Las pupas están protegidas por un capullo de fibra de palmera, debido a lo cual son muy crípticas. La pupa sale del capullo utilizando sus espinas y la movilidad de su abdomen. La exuvia se puede observar anclada en el capullo.

El adulto es una polilla grande con una envergadura alar de 6 a 10 cm y tiene unas alas delanteras de color marrón verdoso. Las alas traseras son naranjas, con una ancha banda transversal negra que contiene cinco o seis células blancas. Las antenas son filiformes, terminadas en forma de maza y tienen un característico gancho apical. Las hembras suelen ser más grandes que los machos y tienen un ovipositor telescópico largo.

Síntomas y daños

La larva de la oruga perforadora de las palmeras (Paysandisia archon) se puede observar practicando galerías en distintas parte de las palmeras. Las larvas de estadios tempranos se encuentran en el estípite (tronco), dentro del fruto o entre los pírganos. Pueden perforar las hojas jóvenes y agrupadas de las palmeras. Es decir, una vez que la hoja se desarrolla, abre y expande, se puede ver una serie de agujeros consecutivos en una sección circular. Las larvas grandes solo se encuentran en los estípites. Suelen penetrar y permanecer en el núcleo mismo de estas estructuras, donde la humedad es elevada y la temperatura bastante estable.

Los síntomas por daños dependen de la especie de palmera e incluyen una cantidad abundante de serrín que sale de las galerías en la corona o en el estípite; agujeros de las galerías entre el tronco y los peciolos; y la deformación y torsión anormal del estípite, así como el secado anormal de la palmera, especialmente de las hojas centrales. Un ataque larvario severo puede provocar la muerte de la palmera.

Cómo erradicar la oruga perforadora de las palmeras

Koppert ofrece distintas soluciones para el control biológico de la oruga perforadora de las palmeras.

Póngase en contacto con el experto

Koppert Biological Systems

Thanks for your request!

Something went wrong, please try again

¿Quiere conocer más sobre nuestra empresa y nuestras soluciones? Póngase en contacto con uno de nuestros expertos.
Producimos nuestros productos y soluciones para agricultores profesionales.

Suscríbete a nuestro boletín informativo

Recibe las últimas noticias e información sobre tus cultivos directamente en tu bandeja de entrada

Desplazarse hacia arriba