Humedecer el invernadero para que el calor extremo no perjudique a los insectos beneficiosos

Noticias 26 junio 2019

La instalación de Orius mejorará si las sueltas se realizan a última hora de la tarde

 

Ante la llegada de una ola de calor procedente del desierto del Sáhara es conveniente tener en cuenta algunos consejos para evitar que las temperaturas extremadamente altas perjudiquen las estrategias de control biológico de plagas que en estos momentos los productores llevan a cabo en los invernaderos. De hecho, el calor extremo puede dificultar gravemente la instalación de los enemigos naturales y disminuir sus poblaciones dejando vía libre a la expansión de las plagas, la mayoría de las cuales encuentran un excelente aliado en el calor.

La humidificación del invernadero es la práctica más recomendable contra el calor extremo. Koppert recomienda mantener un nivel adecuado de humedad en el interior de la finca para obtener directamente dos importantes beneficios. En primer lugar, evitar un bajo nivel de humedad beneficiará directamente al ácaro Amblyseius swirskii, que seguirá trabajando con normalidad. Este ácaro depredador es comercializado por Koppert con el nuevo formato de sobre SWIRSKI ULTI-MITE®, con unas excepcionales características de aislamiento que garantizan las mejores condiciones para su supervivencia y reproducción. Si en el exterior del sobre el ácaro encuentra un nivel adecuado de humedad mantendrá su ritmo normal de propagación y de alimentación a base de insectos plaga, principalmente mosca blanca (Bemisia tabaci Trialeurodes vaporarium) y Trips (Frankiniella occidentalis). 

En segundo lugar, la humidificación también ayudará a frenar la expansión de la araña roja, una plaga que encuentra en los ambientes secos su medio favorito de propagación. Un nivel adecuado de humedad no solo frena la propagación de araña roja, sino que directamente aumenta la actividad de Phytoseiulus persimilis (SPIDEX®), su más importante enemigo natural. Es muy importante alcanzar un equilibrio entre ventilación y humedad. Si los niveles de humedad suben, hay que tener la precaución de abrir ventanas y ventilar suficientemente el invernadero para evitar el peligro de que proliferen hongos y bacterias.

 

Sueltas de Orius

Además de vigilar los niveles de humedad, Koppert recomienda a los productores que las sueltas de Orius laevigatus (THRIPOR-L®) se realicen a última hora de la tarde. Este chinche depredador muy utilizado contra la plaga de Trips se instalará mucho mejor si es liberado en el interior del invernadero durante la franja más fresca del día. De este modo, Orius aprovechará las horas nocturnas para extenderse con más facilidad por la finca y comenzar su trabajo antes de que suban las temperaturas al día siguiente.

Estos consejos son válidos para evitar que las temperaturas altas durante todo el verano provoquen daños irreparables en la fauna auxiliar del invernadero. Es necesario vigilar con frecuencia las condiciones ambientales del invernadero, ya que el clima en el interior de la finca es decisivo para que las estrategias de control biológico se desarrollen con éxito. 

Suscríbete a nuestro boletín informativo

Recibe las últimas noticias e información sobre tus cultivos directamente en tu bandeja de entrada

Desplazarse hacia arriba