Koppert recomienda el uso de abejorros para mejorar la polinización de melón y sandía en invernadero

Noticias 26 marzo 2019

La capacidad de trabajo del abejorro es muy superior a la de la abeja en días nublados, con lluvia o fuerte viento

 

Koppert Biological Systems recomienda a los productores de melón y sandía en invernadero el uso de colmenas de abejorros Natupol para obtener una polinización más eficaz que la que se consigue solo con el empleo de las tradicionales colmenas de abejas. La experiencia en campo ha confirmado que la abeja es muy sensible a los bruscos cambios meteorológicos que son propios de la primavera. 

En días nublados, con lluvia o con viento, la abeja deja de polinizar y busca refugio en el interior de la colmena. Este comportamiento natural de la abeja puede ocasionar importantes pérdidas para el productor, ya que la floración en melón y sandia es muy breve y la futura cosecha se decide solo en unos días. Si el proceso de polinización se detiene, habrá muchas flores que no serán visitadas por la abeja y, por tanto, no se transformarán en fruto.

Para aumentar significativamente el grado de eficacia de la polinización en melón y sandía es conveniente reforzar las colmenas de abejas con la introducción de colmenas de abejorros Natupol. Los abejorros tienen una capacidad de trabajo muy superior a la de las abejas y seguirán trabajando también en días con climatología adversa.

Está demostrado científicamente que los abejorros trabajan en un rango de temperatura mucho más amplio que las abejas, son muy activos en días nublados y lluviosos y pueden volar con vientos de hasta 65 Km/h. Además, los abejorros visitan muchas más flores por minuto que las abejas y trabajan desde la salida del sol hasta el ocaso. Al final de la jornada, el abejorro habrá visitado de dos a tres veces más flores que la abeja. 

 

Refuerzo con abejorros

Por tanto, el abejorro es justo el refuerzo que el agricultor necesita para garantizar que si el tiempo cambia a peor y las abejas se paran, esos días la polinización sigue su curso. No hay que olvidar que el objetivo final es que todas las plantas den su fruto y que el agricultor obtenga el máximo rendimiento económico posible.

La introducción de colmenas de abejorros en los invernaderos para reforzar la polinización en melón y sandía es una tendencia que se incrementa cada año. Los agricultores necesitan el apoyo extra de las colmenas de abejorros no solo por las diferencias en la capacidad de trabajo con respecto a las abejas sino también porque a veces no es fácil encontrar la cantidad necesaria de colmenas de abejas o las que hay disponibles tienen en su interior colonias menos numerosas debido a la creciente mortandad que afecta a estos polinizadores a escala global. 

Suscríbete a nuestro boletín informativo

Recibe las últimas noticias e información sobre tus cultivos directamente en tu bandeja de entrada

Desplazarse hacia arriba