Insectos y nematodos controlan plagas en cebolla ecológica

Noticias 12 mayo 2020

 

Koppert ofrece soluciones sin residuos frente al trips o la mosca de los bulbos

 

El control biológico de plagas se realiza con éxito en cultivos como la cebolla garantizando el cumplimiento de los requisitos de la producción con certificado ecológico. Para ello, Koppert Biological Systems ofrece un protocolo basado en la combinación de insectos beneficiosos y nematodos entomopatógenos con el que se logran excelentes resultados en cebolla y también en otras liliáceas como puerro y ajo. Las soluciones biológicas de Koppert permiten controlar plagas tan importantes como el trips y la mosca de los bulbos, sin tener que recurrir al uso de ningún agroquímico, por lo que siempre se obtienen cosechas libres de residuos. 

Para el control biológico de trips en cebolla ecológica, Koppert ofrece una estrategia basada en sueltas del chinche depredador Orius laevigatus, que recibe el nombre comercial de Thripor. Se recomienda que las primeras sueltas de Orius se realicen cuatro semanas después de la siembra, aunque lo mejor es contar con el asesoramiento especializado de los técnicos de Koppert, quienes decidirán la dosis adecuada en cada caso.

Las sueltas de Orius deben complementarse con el uso de Capirel, un insecticida biológico a base del nematodo entomopatógeno Steinernema feltiae. Capirel actúa en el suelo para llevar a cabo un control de las pupas emergentes de trips. Capirel también es eficaz para el control biológico de la mosca de los bulbos (Delia antiqua).

Es necesaria la colocación de plantas reservorio en el perímetro de la finca y también distribuidas en líneos interiores. Koppert aconseja especialmente sembrar Lobularia 1 o 2 meses antes de la siembra de la cebolla. La Lobularia tiene un doble beneficio, ya que sirve como planta reservorio de Orius y además funciona como atrayente natural para atrapar el trips.

En la mayoría de los casos, Koppert llega más allá y además incluye en su protocolo de cebolla ecológica la utilización de Trianum, un fungicida biológico especialmente útil para proteger el cultivo frente a patógenos de suelo. Además, Trianum fortalece el desarrollo radicular y mejora el aporte de nutrientes a la planta, por lo que son visibles las mejoras en la salud general de la planta, que crece más fuerte y más tolerante a las enfermedades. Los efectos de Trianum son duraderos, ya que el hongo beneficiosoTrichoderma harzianumcoloniza el suelo y le devuelve progresivamente su biodiversidad natural.

Actualmente, Koppert gestiona en toda España más de 1.500 hectáreas de control biológico en cebolla, ajo y puerro localizadas principalmente en Castilla-León y en Castilla-La Mancha. Koppert dispone de soluciones biológicas para muchos cultivos al aire libre, como viña, patata, almendro, cítricos, frutales y zanahoria, entre otros.

 

 

 

 

 

 

 

 

Eficaz control biológico en calabacín gracias al nuevo protocolo desarrollado por Koppert

Se basa en el uso combinado de varios enemigos naturales con plantas reservorio y medidas preventivas

 

El control biológico en calabacín es eficaz y funciona, pero solo si se sabe hacer bien. Con este enfoque, Koppert Biological Systemsha presentado esta mañana en la feria Infoagro Exhibitionsu nueva estrategia de control biológico en calabacín basada en resultados reales que se han contrastado en campo durante los últimos años y que la compañía ha decidido trasladar de forma ordenada y clara a un innovador método de trabajo.

 

Es la primera vez que un protocolo técnico de este tipo describe todos los factores que pueden suponer un riesgo para el correcto establecimiento de los enemigos naturales en el cultivo. Gracias al ambicioso trabajo desarrollado por Koppert, ahora los productores sí pueden conocer todas las prácticas agrícolas que son desaconsejables porque pueden dañar a los insectos beneficiosos que hay dentro del invernadero. 

 

El nuevo protocolo, en el contexto del control integrado de plagas, incide especialmente en cuáles son los tratamientos fitosanitarios compatibles con las sueltas de fauna auxiliar, qué productos están autorizados y cuándo pueden utilizarse. “Hemos detectado que hay manejos del cultivo que no se hacen bien por falta de información, por eso es necesario invertir más tiempo en el asesoramiento al agricultor y poner a su alcance todas las herramientas y conocimientos disponibles para garantizar el éxito del control biológico en calabacín en el 100% de la superficie de producción”, ha destacado Julián Giner, director técnico de Koppert en Almería, durante el acto de presentación en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Aguadulce. 

 

Plagas

El nuevo protocolo de control biológico para calabacín se basa en el uso combinado de diferentes enemigos naturales para luchar contra las principales plagas que afectan a este cultivo.  Para el control de mosca blanca y trips, Koppert ha contrastado la eficacia de SWIRSKI ULTI-MITE®, el nuevo sobre aluminizado que contiene el ácaro depredador Amblyseius swirskii. Este nuevo formato se ha convertido en tiempo récord en el preferido de los agricultores por sus excepcionales cualidades de aislamiento y larga vida útil. Koppert complementa el uso de SWIRSKI ULTI-MITE® con sueltas periódicas de Carpoglyphus lactis para conseguir poblaciones estables de A. Swirskii durante todo el ciclo de cultivo.

 

Para el control de araña roja y pulgón, Koppert destaca la eficacia conseguida en campo mediante sueltas de Phytoseiulus persimilis (que se comercializa como SPIDEX®) y Aphidius colemani (que se comercializa como APHIPAR®), dos enemigos naturales que adquieren cada vez más importancia debido a que araña roja y pulgón son ahora más difíciles de controlar mediante agroquímicos a consecuencia de la reciente prohibición de varias materias activas.

 

La nueva estrategia de Koppert también incluye un apartado específico para el control biológico de plagas en calabacín ecológico. En este sentido, la compañía apuesta firmemente por el uso de plantas reservorio. Para ello, Koppert ha identificado las plantas adecuadas para cada caso, en función de la plaga a controlar y de las condiciones ambientales del interior de la finca y del entorno exterior.

 

Sea en producción integrada o ecológica, el nuevo protocolo recomienda siempre el uso de medidas preventivas y de técnicas pasivas, como es el caso de las placas cromotrópicas HORIVER® de color amarillo. Un estudio comparativo ha demostrado que las placas HORIVER® capturan más insectos plaga debido a la excepcional calidad del adhesivo que las recubre por ambas caras.

Póngase en contacto con el experto

Koppert Biological Systems

Thanks for your request!

Something went wrong, please try again

¿Quiere conocer más sobre nuestra empresa y nuestras soluciones? Póngase en contacto con uno de nuestros expertos.
Producimos nuestros productos y soluciones para agricultores profesionales.

Sitio web protegido por reCAPTCHA y la Política de privacidad y Condiciones de servicio de Google.
Sitio web protegido por reCAPTCHA y la Política de privacidad y Condiciones de servicio de Google.

Suscríbete a nuestro boletín informativo

Recibe las últimas noticias e información sobre tus cultivos directamente en tu bandeja de entrada

Sitio web protegido por reCAPTCHA y la Política de privacidad y Condiciones de servicio de Google.
Desplazarse hacia arriba