Xylella fastidiosa

Enfermedad de Pierce de la vid

Aspectos generales

Xylella fastidiosa es una bacteria gram negativa limitada por el tejido del xilema. Tiene una amplia gama de hospedadores, muchos de los cuales muestran síntomas menores o ninguno. No dejan de identificarse plantas hospedadoras nuevas. Xylella fastidiosa afecta sobre todo a la vid, la fruta de hueso (melocotón y ciruela) y los cítricos, donde causa enfermedades como la enfermedad de Pierce de la vid, enfermedad falsa del en melocotonero, clorosis variegada de los cítricos y quemado de hojas. Se está convirtiendo en un problema en olivos.

Ciclo de vida y aspecto de la enfermedad de Pierce de la vid

La bacteria vive en los tejidos del xilema en las raíces, tallos y hojas, donde se multiplican. La planta puede responder a la infección produciendo goma y tílide (una sustancia parecida a pegamento) en los vasos. La bacteria, la goma y la tílide bloquean los vasos, provocando la marchitez de la planta. El transporte a las distintas partes de la planta depende de la especie de planta: en melocotón, la bacteria se encuentra en grandes cantidades en las raíces, mientras que en ciruela, estas cantidades se acumulan en las hojas y los frutos.

Las bacterias se transfieren de una planta a la otra a través de todo tipo de insectos que se alimentan de xilema. Las especies de chicharrita Homalodisca coagulata y Oncometopia nigricans son vectores famosos, pero ciertamente no los únicos. Los insectos resultan infectados inmediatamente después de comer de las plantas infectadas y los insectos maduros siempre permanecen infectados. Sin embargo, la bacteria no se transfiere a los huevos y los estadios inmaduros pierden la bacteria tras la muda. La dispersión a larga distancia puede producirse a partir del transporte accidental de vectores infectados o de plantas durmientes. En cítricos, la bacteria se puede transferir en semillas usadas para la propagación.

Las bacterias se ven limitadas en muchas regiones por las condiciones invernales con periodos de heladas en los que las bacterias de las plantas durmientes se mueren. Además, en muchas regiones no existen vectores adultos hibernantes que puedan causar una infección temprana en el nuevo ciclo de cultivo. Por eso, la bacteria está causando problemas más graves en zonas con inviernos templados y vectores adultos hibernantes. La bacteria también está presente en muchos hospedadores silvestres y malas hierbas y su presencia aumenta el riesgo de infección de cultivos plantados. La propagación de una especie de planta hospedadora a la siguiente sigue investigándose y parece depender de la ubicación de la bacteria en las plantas infectadas. Por ejemplo, la transferencia de ciruelos con altos niveles bacterianos en las hojas a ciruelos vecinos con bacterias principalmente en las raíces tiene mucho más éxito que viceversa. Por lo general, el bajo número de bacterias en las hojas de ciruelo disminuye la propagación tanto en el cultivo, como de dicho cultivo a otros.

Cómo prevenir la enfermedad de Pierce de la vid