Las nuevas etiquetas funcionales de Koppert identifican los focos de suelta de enemigos naturales

Koppert Biological Systems ha renovado por completo el diseño de sus etiquetas. Ahora, cada familia de productos se identifica claramente con un mismo color y la información sobre las características y modo de aplicación de cada producto es más completa y más visual, para garantizar su lectura y comprensión de forma rápida por parte del usuario.

En el caso de los enemigos naturales, cuyos envases se identifican con un vistoso color naranja, Koppert ha diseñado unas innovadoras etiquetas funcionales que tienen un doble uso. Además de informar sobre el producto, las nuevas etiquetas se diferencian por incorporar una pestaña adhesiva que permite utilizarlas como marcadores para identificar en el campo el punto exacto de la plantación donde se han liberado los enemigos naturales de la plaga a controlar.

Gracias a estas etiquetas funcionales, es más fácil realizar el seguimiento del control biológico de plagas. Al marcar los puntos de suelta, el productor recuerda en todo momento el lugar exacto donde se ha introducido el enemigo natural y puede evaluar mejor si la dosis utilizada fue la correcta o si necesita modificarla después de comprobar la expansión del enemigo natural y el área de cultivo que ha colonizado en un periodo de tiempo concreto desde el punto de suelta.

Para facilitar la localización de la etiqueta en el campo, se ha utilizado un color naranja en un tono brillante que contrasta con el verde predominante de las plantas. El nuevo diseño, que ya incorporan de forma global todos los envases de Koppert, ha demostrado su eficacia tanto en agricultura protegida en invernadero como en agricultura al aire libre.

Líder en soluciones biológicas

La creciente distribución mundial y la disponibilidad de sus productos han convertido a Koppert Biological Systems en un proveedor líder de soluciones biológicas para la horticultura y la agricultura. Con el nuevo diseño de sus etiquetas, Koppert inicia una nueva etapa con una identidad de marca más fuerte y reconocible a nivel mundial.

Cada etiqueta se ha dividido en secciones claras. En la parte izquierda destacan las instrucciones para el uso y la información de contenido. En el centro, aumenta considerablemente de tamaño el nombre del producto, para que se identifique fácilmente. En la derecha, se incluye el código de lote. Todo ello, agrupado por colores, según la categoría a la que corresponda el producto.