Directrices para un exitoso IPM

¿Qué es el manejo integrado de plagas (MIP)?
El manejo integrado de plagas es un método de gestión de plagas diseñado para controlar las plagas y enfermedades provocando el menor daño posible para las personas, el medio ambiente y los organismos beneficiosos.

Las estrategias que previenen las plagas y enfermedades son la piedra angular del manejo integrado de plagas. El agricultor MIP usa todas las técnicas de protección del cultivo posibles incluido el monitoreo, el saneamiento de cultivos, el control mecánico y cultural, y la introducción de insectos y ácaros beneficiosos. El uso de medidas de control químico correctivo se reserva como último remedio:

Si después de leer este folleto, tiene preguntas o si desea obtener asesoramiento sobre la implantación del manejo integrado de plagas en su empresa, le rogamos no dude en ponerse en contacto con nosotros. Las directrices de este documento se refieren principalmente a aspectos relacionados con las condiciones de cultivo. Existen también otras directrices importantes que precisan de atención a la hora de producir cultivos (alimentarios). Si se maneja correctamente, el cultivador mejorará su estatus como proveedor de sus clientes. Vale la pena mencionar a este respecto el protocolo de buenas prácticas agrícolas GLOBALGAP.